¿Por qué la Donación de Sangre?

Porque en la donación por plasmaféresis se puede obtener hasta 3 veces la cantidad de plasma que en una donación de sangre y si se obtienen plaquetas hasta 8 veces la cantidad de plaquetas (pero no se pierden prácticamente hematíes).

Y esto sin ninguna repercusión para el organismo, que lo recupera rápidamente.

Las plaquetas obtenidas a partir de una donación por plasmaféresis son particularmente beneficiosas para aquellos enfermos que van a requerir múltiples transfusiones de plaquetas durante su tratamiento, como los enfermos con leucemias o anemia aplásica.

Tipos de sangre
Tipos de sangre

Reservas sangre

¿Quieres saber cuales son las reservas de sangre en Castilla y León?

Todos los tipos de sangre son importantes pero, en función de las reservas, unos tipos de sangre son más necesarios que otros. Comprueba si tu tipo de sangre es uno de ellos

Tipos de sangre

Los Componentes de la sangre

El plasma

Parte líquida de la sangre, constituido básicamente por:

  • Agua
  • Proteínas

Estos elementos intervienen en múltiples procesos metabólicos básicos para el organismo:

  • La coagulación de la sangre
  • La inmunidad
  • El trasnporte de varias sustancias y medicamentes

El plasma se utiliza para elaborar concentrados específicos de proteínas, que constituyen el tratamiento de varias enfermedades: la hemofilia y otros defectos de la coagulación, inmunodeficiencias con riesgo de padecer múltiples infecciones graves, trombosis y otras.

Las plaquetas

Intervienen en la coagulación de la sangre impidiendo las hemorragias secundarias en las pequeñas lesiones que habitualmente se producen en las arterias, venas y capilares.

Su déficit (trombopenia), que es frecuente en las enfermedades malignas de la sangre (leucemias) y tras algunos tratamientos del cáncer, provoca la aparición de hemorragias graves. El tratamiento prioritario en estos casos es la transfusión de concentrados de plaquetas.

Glóbulos rojos

Los Hematíes

También llamados eritroncitos, son las células sanguíneas relativamente grandes que transportan el oxígeno desde los pulmones a todos los tejidos del organismo.

Su déficit (anemia) provoca una carencia de oxígeno en los órganos vitales de los enfermos. En este caso deben administrarse concentrados de hematíes.