No puedes donar si sufres

  • Hipertensión arterial no controlada
  • Diabetes mellitus insulinodependiente.
  • Enfermedad cardiovascular, pulmonar, hepática, hematológica u otra patología que suponga un riesgo sobreañadido de complicaciones durante la donación.
  • Enfermedad tumoral maligna, hematológica o autoinmune que suponga riesgo de transmisión para el receptor.
  • Infección por virus de la hepatitis B o C, virus de la inmunodeficiencia adquirida (SIDA) o por otros agentes potencialmente contagiosos.
  • Haber sido dado de baja definitiva como donante de sangre.
  • Tener antecedentes de zenfermedad inflamatoria ocular o fibromiálgia.
  • Tener antecedentes o factores de riesgo de trombosis venosa profunda o embolismo pulmonar.
  • Recibir tratamiento con litio.
  • Tener recuentos de plaquetas inferiores a 120.000 ml.

Temporalmente no puedes donar si:

  • Estás embarazada, ya que tras el alumbramiento y una vez concluida la lactancia ya puedes ser donante.
  • Estás bajo tratamiento de anticoagulantes o antiagregantes (con aspirina, dipiridamol o similares), hasta que finalice el mismo y tu médico te de el visto bueno.
Carreras

Guía del Donante de Médula ósea

Leer